Bioconstrucción

Verano 2014

¡A tu salud!

 

TITULO_A_TU_SALUD

 

Es cierto que, durante años, parecía que a España no iba a llegar la tendencia a construir bajo estos criterios, mientras que en otros países vecinos existía ya una regulación importante y en los que varios organismos oficiales y privados velaban por la seguridad y la salud de los inquilinos.

Pero sí, va llegando. Y, con la crisis, cada vez más. Necesitamos hogares que consuman pocos recursos, que nos aporten salud (ya que si tenemos mala salud también cuesta dinero), descanso y confort. Todo esto nos lo ofrece la bioconstrucción.

Cada vez se integran más estos conceptos en las universidades, en las escuelas y en los centros de formación profesional. Profesionales de los sectores relacionados, como interioristas, arquitectos, arquitectos técnicos, constructores e incluso médicos no alternativos, van tomando conciencia de cómo nos afecta el vivir en un tipo de vivienda o lugar.

entresacado a tu salud

Nuestra salud se deteriora cuando respiramos productos tóxicos, tan presentes en los materiales convencionales (sustancias químicas y derivados del  petróleo sobre todo) que tenemos dentro de nuestros hogares en forma de pinturas, barnices, materiales de construcción y mobiliario.

Si comenzásemos a evaluar qué no emite sustancias tóxicas a nuestro espacio interior, a nuestro santuario, donde nos creemos seguros y libres de la contaminación de los coches y del ruido, veríamos que sería mejor estar en la calle. Solemos encontrar mayor cantidad de tóxicos dentro del hogar, en algunas mediciones realizadas, que expuestos al benceno y al CO2.

Por tanto, cuando pensemos en una vivienda, deberíamos tener en cuenta unos cuantos parámetros fundamentales: cómo va a afectar al entorno y qué puedo aportar con ella para mejorarlo (todo es posible), qué beneficios queremos que proporcione a sus habitantes, que el uso racional de la energía sea una prioridad en el diseño, los materiales a utilizar, máximo respeto a la gestión del agua y los residuos y que nuestra huella ecológica sea la menor posible.

Si tenemos en cuenta estos principios, más sencillos de llevar a cabo de lo que podáis pensar, tendremos un hogar maravilloso de donde no querremos salir.

La cuestión, efectivamente, es que todos nosotros y por suerte, no podemos hacernos una casita unifamiliar en el campo, con unas maravillosas vistas y un huerto que nos abastezca todo el año… Y digo por suerte porque entonces no quedaría suelo libre en el planeta para bosques, ríos o mares. Somos muchos y tenemos que aceptar el hecho de que algunos tenemos que vivir en vertical. Pero no pasa nada, estos consejos son aplicables a cualquier situación, en mayor o menor medida, y de hecho sería muy interesante comenzar por la realización de reformas, bajo estos criterios, en viviendas ya existentes, en alquiler, de segunda mano o en nuestros propios hogares.

No podemos cambiar la estructura del edificio pero sí podemos sustituir los revestimientos, los pavimentos y el mobiliario, además de nuestra forma de alimentarnos y cuidarnos, que también tienen mucho que hacer respecto a nuestra salud.

CIMG8688 - copiaSi me pidieseis que hiciera una lista de materiales a los que daría prioridad en una vivienda sostenible os diría: barro, madera, piedra, morteros de cal aérea, revestimientos de cal o silicatos, vidrio y aislamientos de fibras vegetales.

Pero, claro, no toda la responsabilidad de vivir en casa sana es de los materiales. También intervienen el lugar donde se construye (telurismo), los campos electromagnéticos a los que estemos expuestos, las emisiones de gas radón de la zona, los ruidos, los contaminantes que provengan del exterior, etc…

Y, por supuesto, nuestra intención y nuestros pensamientos. He conocido personas mayores, con altas exposiciones a tóxicos en sus hogares, pero con una actitud grande ante la vida y que disfrutaban de una sonrisa y salud envidiables.

Mientras el imperio del ladrillo cae, la bioconstrucción crece cada día más. Las ferias y monográficos dedicados a este concepto y modo de vida se disparan. Las ingenierías se enfocan para conseguir mejorar el uso de recursos respecto a la gestión energética y del agua. Los autopromotores se van inclinando por estas viviendas. Los estudios de arquitectura se van especializando cada vez más y la formación profesional enfocada prospera.

Es cierto que los intereses económicos van poniendo zancadillas y molestan, como la nueva tasa para los autoproductores de energía fotovoltaica, pero el sentido común se impondrá.info

¡Vamos por buen camino!

@La_casa_de_Lola

Lola Blanco

¡A tu salud!

Inquieta de nacimiento y, como buena “libra”, siempre buscando el equilibrio. Eso me ha permitido transformarme en una mujer multidisciplinar. Especializada en formación ocupacional y educación alternativa. Trabajo en muchos ámbitos pero me muevo mejor en los temas relacionados con el Medio Ambiente y la salud. Siempre desde una óptica de aprendizaje y crecimiento personal y es lo que comparto con los demás. He trabajado casi treinta años en entornos que tienen que ver con la alimentación y la agricultura ecológicas, la bioconstrucción, la educación alternativa y el deporte. Mi tiempo libre lo dedico a la montaña y a mis hijos, principalmente. Procuro mostrar coherencia entre mis pensamientos y mi forma de actuar.

¡Salud!

Texto y foto: Lola Blanco

Escrito por Merche Rodríguez

Author: Merche Rodríguez

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment