Lo que no se hace con dinero se hace con mas dinero

Comienza el Mundial de Clubes de fútbol… O habría que decir que lo ha hecho ya este fin de semana. La duda no solamente la tengo yo. Es la gran pregunta que se hacen los aficionados al llamado deporte rey. No es extraño. Juegan los campeones continentales y el de Europa (Real Madrid) y América (San Lorezno de Almagro) no saben hasta pocos dias antes de jugar si el rival antes de medirse en una hipotética final es uno u otro. Es lo que tiene la competición organizada por FIFA. Un torneo de seis equipos con dos metidos ya en semifinales.

Debería ser el torneo de torneos a nivel de clubes. Lo más de lo más. Por mucho que cada año, sobre todo en las últimas ediciones, el europeo es máximo favorito para ganar la competición. Por mucho que haya clubes llamados comparsas (Asia y Oceanía). No deja de ser una competición que se ve en todo el mundo. No ya porque los partidos sean interesantes. Es el único torneo oficial con participación  de todos los continentes. Así que todos los continentes tienen opciones de ganarlo. Pues ni por esas se cuida.

No es algo extraño en la FIFA. Más bien es lo habitual. Se podría jugar dos grupos en triangular y luego la final. Pero sería disputar tres partidos en lugar de dos para los “ricos” del torneo. Y eso es mucho en un calendario muy apretado. ¿O no es por este motivo?

Lo cierto es que los clubes se quejan de un calendario sobrecargado. Pero no hacen mucho para corregirlo. Quieren que se quiten partidos del lado de la FIFA. Vamos, de los compromisos de las selecciones nacionales. Pero las federaciones nacionales quieren su parte del pastel. Aquí FIFA sabe que depende de sus organismos nacionales. Así que se sigue exprimiendo.

El fútbol tiene una lógica difícil de entender para el común de los mortales. ¿No habíamos quedado en que lo que se pretendía era eliminar partidos?

Los clubes ponían el grito en el cielo (los poderosos) porque se quejaban de que sus estrellas disputaban demasiados partidos. Unos 75 más o menos por año. Demasiados decían. Daba la sensación de que miraban por los futbolistas. Hasta que se llegó al acuerdo de que los clubes cobrarían por sus internacionales. Ya el problema fue menor. Un problema que fue mucho menor aún (según las declaraciones de los propios interesados) cuando se firmó el seguro por si había alguna lesión. Ya todo se estaba dejando a un lado. Las quejas ya eran menos. Y eso que el número de los partidos eran igual o superior a los de hace unos años. ¿Entonces ya no era el problema la gran acumulación de partidos? El fútbol tiene una lógica difícil de entender para el común de los mortales.

En España la lógica todavía es más difícil de entender… Si es que hay opciones de entenderlo. Con una Liga de 20 equipos (la máxima de Europa), el sistema de Copa obliga a eliminatorias a doble partido desde que los conjuntos de la Liga BBVA (Primera División) entran en liza. ¿No habíamos quedado en que lo que se pretendía era eliminar partidos?

Rondas en las que la posible sorpresa por la eliminación de un grande casi que ha desaparecido por completo. De ahí que en los últimos años no sea extraño que Real Madrid, Barcelona o Atlético de Madrid hayan sido los campeones. Si a 90 minutos es difícil eliminarlos, a 180 se ha convertido por una quimera para los menos poderosos.

Pero nadie dice nada. El motivo es, de nuevo, económico. Una final Mallorca-Recreativo (como hubo en Elche) no la quiere retransmitir ninguna televisión. Un Real Madrid-Barcelona, todo el mundo. Y los beneficios son para la Real Federación Española. Es decir, los clubes modestos también salen beneficiados. Lógico que nadie proteste por tener más partidos o por quitarles opciones de sentirse muy protagonistas.

Todos quieren su parte del pastel. Todos desean que el beneficio económico sea mayor. De ahí que perder la categoría en la Liga BBVA sea en las dos próximas campañas casi el fallecimiento de alguna entidad. El aporte por parte de la televisión será mucho mayor que en el contrato que está cerca de finalizar. Ahí ya no importará sí hay que jugar a las 12 del mediodía, a las 3 de la tarde o a las 5 de la madrugada. Lo importante será salir en la tele. Porque, como dice un amigo, lo que no se hace con dinero se hace con mas dinero.

Jordi Folqué @jordifolque

Deportes

Dicen que desde que nací ya lo hice con un micrófono. De radio principalmente. También me atraía la televisión. Pero, tengo que reconocerlo, nunca me veía escribiendo. Y, lo que son las cosas, es lo que llevo haciendo los últimos 21 años. He tenido fases sin radio. Otras sin televisión. Nunca sin un medio escrito. Cosas de la vida. Incluso con tiempo para escribir un libro junto a Pepe Reina (El Mundo en nuestras manos). Me encanta contar historias. Me encanta un evento deportivo. Hay pocas redes sociales en las que no esté. Así que puedes seguirme en Facebook (Jordi Folqué Perea) o en twitter (@jordifolque)


Comparte este artículo a través de:

Escrito por Merche Rodríguez

Author: Merche Rodríguez

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment