Desahucio animal

desahucio animal repor3

El 12 de enero de este año amaneció un soleado día de invierno en Getafe (Madrid). En un local de copas, que cuenta con un amplia terraza ajardinada se ha organizado el II Certamen de Animales en Adopción. Perros de todas las razas y todos los tamaños han tomado la zona verde, algunos están asustados, otros intentan acercarse a cualquiera que repare en ellos, los hay que marcan el territorio y ladran y el resto esperan. Muchos llevan un peto en color amarillo chillón con una palabra: Adóptame.

La familia Domínguez Gutiérrez se ha acercado por allí. Perdieron un schnauzer por un fallo cardíaco con tan solo 9 años de edad y ya no quieren volver a comprar porque sospechan que “el pedigrí pudo matarlo, buscando el perro perfecto se hacen tantos cruces…” afirma tristemente Diego Domínguez que cambia el semblante en segundos y añade: “Hay muchos animales abandonados. ¡No más compra! Nos gustan casi todos aunque venimos buscando un galgo, es un perro elegante y bonito”. Sin embargo, un rato después y corroborando su afectividad por otras razas, le llama la atención un podenco de tamaño pequeño y ambos posan para la foto.gato toalla

Se calcula que solo galgos, se abandonan unos 50.000 al año, según se desprende del documental, “Febrero, el miedo de los galgos”, de la realizadora Irene Blánquez. De algunos se deshacen cuando acaba la temporada de caza, a otros los ahorcan en un alarde innecesario de crueldad.

La situación que vivían muchos galgos se destapó públicamente hace tan solo unos años. Los informativos se colapsaron de imágenes de animales ahorcados, desnutridos, tristes. Y la opinión pública fijó su atención en un problema que era un secreto a voces: el maltrato hacia estos animales. En el documental de la realizadora barcelonesa apenas hay imágenes que hagan alusión directa a un maltrato físico, Blánquez ha decidido retratarles a través de “su mirada, su lenguaje corporal… buscaba la empatía para que la gente pudiera sentir sus miedos, su confusión o su alegría cuando son adoptados”, asegura.

cientos de milesDurante año y medio Irene Blánquez viajó por diferentes puntos de España, acompañando a miembros de protectoras cuando rescataban a un perro abandonado, de los que huyen de cualquier ser humano y grabó con su cámara el método de entrenamiento de los galgos, que aprenden a mantener  la velocidad en la carrera atándolos a coches en marcha (trailer). Se entrevistó con cazadores, veterinarios y adoptantes, hasta completar todo el proceso: de animal cazador a animal de compañía, pasando por el abandono como un cruel peaje para alcanzar una vida más digna de la que proporcionan demasiados galgueros. La protagonista del documental es Mila, una galga aterrorizada en las primeras tomas y alegre en las últimas, ella es el hilo conductor de una historia en la que se intercalan planos que retratan la vida de otros animales que no corren la misma suerte que ella.

Al primer pase del documental, en los cines Girona de Barcelona, se invitó a perros y a sus dueños, “el pasillo estaba lleno de galguitos.  Y cuando alguno lloraba en la pantalla ellos respondían”, dice Blánquez. Su trabajo no le ha reportado, de momento, ningún beneficio económico. Sí muchos personales con la gira que ella y su socia en la productora, Mabel Vicente, han hecho durante los meses de diciembre, enero y febrero por centros culturales, teatros, cines, facultades de veterinaria y jornadas en defensa de los animales. A partir del mes de marzo comienzan una gira educativa en universidades, colegios e institutos, además de ofrecer el documental en pasarelas de pago.

“¿Por qué lo rodé? -dice Irene Blánquez- porque esta práctica es insostenible. La sociedad no puede ir rescatando y adoptando galgos al tiempo que los galgueros los van abandonando. Yo no quería entrar en el tema político ni económico, sino en el social y ver cuál es nuestra responsabilidad”.

vida indigna

 

Los animales hablan pero con su propio lenguaje. No tienen el don de la palabra pero las heridas con las que llegan a las protectoras hablan por sí solas. Son tanto daños físicos como psíquicos. El muestrario de barbaries que se cometen con ellos, de forma directa o por dejación en su cuidado, está a la vista de todos en redes sociales (sobre todo Facebook y Twitter) eperritosn las que circulan numerosas fotografías de perros mutilados, heridos, desnutridos, acobardados y tristes.
La perrita de Portomarín (Lugo). Sus descubridores, miembros de una sociedad protectora de animales, no llegaron a saber cómo se llamaba. Siguiendo a unos cazadores la descubrieron atada a la valla de una finca. Recogida en sí misma, el animal presentaba un tumor que le impedía abrir la boca. Se pusieron en contacto con el Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) para denunciar la situación pero no pudieron hacer nada más al estar dentro de una propiedad privada. Los animalistas regresaron a Madrid y no volvieron a saber de ella más que había sido conducida por los agentes a un centro municipal para animales al estar en tan mal estado.
Tyerra y Ayre deambulaban por las calles de Valencia y en fotos, por las redes sociales sin conseguir ayuda. Finalmente, llegaron hasta una protectora madrileña que se hizo cargo de ellas e inmediatamente las trató contra la sarna que les había dejado la piel en carne viva. La segunda reaccionó mejor, Tyerra va más lentamente al tener más edad. Pero ambas vuelven a vivir en un ambiente digno.
A la caniche Lavanda, la encontraron hace años tirada en un contenedor de basura. Tenía una pata rota y, además de muy asustada, estaba desnutrida y despeluchada. Contaron su historia en Internet y tres meses después fue adoptada.
A Saxton le encontraron en la calle, desnutrido y famélico. Tenía una herida abierta en la cola que sangraba. Es un labrador de 7 años que está a la espera de adopción del que apenas se conoce nada, salvo que su estado de salud, después de las analíticas que le han hecho, es bueno. En la actualidad vive en una protectora catalana.
Pólvora, una podenca de 7 años, fue abandonada por su dueño, un cazador asturiano que se deshizo de ella porque ya no era válida para la caza. Después de su última camada, la dejó en polvora y cero2una protectora. No se conoce con exactitud la vida que ha llevado pero sigue reaccionando con miedo ante una mano que se acerca a su cabeza con demasiada rapidez, se siente cohibida cuando hay demasiados perros a su alrededor y sufre estrés por abandono. En la actualidad lucha por superar sus miedos y recupera peso en su nueva casa de acogida.
Zero, un mestizo al que encontraron perdido en Ávila, tuvo la suerte de no servir para pelear y lo abandonaron. Un joven lo encontró, le llamó y el cachorro, que contaba con pocos meses de edad, acudió a esa llamada. Su pigmalión no podía hacerse cargo de él y le llevó a una sociedad protectora de la ciudad castellana. Meses después, una pareja le descubrió asomándose al mundo virtual desde una fotografía alojada en el sitio web de la Ong. Los que en la actualidad son sus dueños se desplazaron desde Madrid, sin saber qué se iban a encontrar y cuando pidieron que le sacaran, Zero se pegó literalmente a ellos y ya no se separó. El tiempo que permaneció en la protectora siempre se había mostrado sumiso y receloso ante el trato humano. Hoy es un animal cariñoso que besa (lame) a todo aquel que se le acerque.
Con información de ANAA, ACUNR, SOS GOLDEN, Vydanimal-Alkalaina y particulares.

Más adopciones

En España, según el  último informe de la Fundación Affinity se abandonaron en 2012 casi 110.000 perros y cerca de 33.000 gatos. Aun insostenibles, las cifras han descendido en los últimos años: en 2008  más de 118.000 personas se desprendieron de su perro y casi 39.000 hicieron lo mismo con su gato, abandonándolos a su suerte o, en el mejor de los casos, dejándolos en una protectora.

En palabras de Isabel Buill, presidenta de la Fundación hay que destacar “un dato positivo: se ha detectado un incremento de las adopciones lo que apunta a una mayor sensibilización y solidaridad hacia los animales que se encuentran en los centros de acogida. Así, mientras en 2008 se adoptaba en torno a un 30% de los animales recogidos por las protectoras, los datos de 2012 revelan que este porcentaje ha aumentado hasta el 50% en el caso de los perros y hasta un 40% en el de los gatos”.

diego dominguezLas campañas de sensibilización parecen empezar a dar fruto lentamente. La tenencia responsable es fundamental en este proceso y así lo asegura Buill: “En España, como en muchos otros países mucha gente que decide convivir con una mascota, desconoce las implicaciones de ocuparse de un animal de compañía, y el impacto que va a tener en su vida. Es muy importante el proceso de decisión previo a la tenencia del animal, plantearnos siempre la tenencia responsable”.

La educación, desde la infancia, en el amor a los animales también se plantea como otro de los pilares, así opina Diego Domínguez que afirma, mientras se pasea entre los perros que visitaron Getafe el pasado mes de enero, que “para adoptar un perro tiene que haber un flechazo, pero también creo que debe ser algo más profundo”.adoptame

Ese sentimiento más profundo es el mismo que mueve a los miembros de las centenares de protectoras de animales que hay en nuestro país. Animales Con Un Nuevo Rumbo (ACUNR) es una de las que participa en la jornada celebrada en la localidad madrileña. Hasta allí han llevado a media docena de perros, que se mezclan con el resto en un acto con aires de fiesta canina. Los sujetan con correas y los muestran orgullosos. Son perros tranquilos, acostumbrados a las personas, que buscan una segunda oportunidad con una familia que les cuide y les atienda.

Para Alma González, una de las responsables de ACUNR y miembro del equipo que gestiona la residencia-albergue El Olivar, hacerse cargo de animales abandonados “es una forma de vida, es ser incapaz de mirar para otro lado cuando te encuentras a alguno”. La asociación a la que pertenece, como muchas otras, lucha a duras penas contra el infortunio de los animales que tienen recogidos.

El albergue está ubicado en medio de la nada, a mitad de camino clinica acunrentre las localidades madrileñas de Arganda del Rey y Campo Real. Para acceder hasta allí hay que tomar una pista de tierra que parte de la carretera que une las dos poblaciones y continuar después por un camino pedregoso hasta el final, en el que se encuentra la finca que da alojamiento a más de cien animales, entre perros y gatos. La cifra varía cada día, a mediados de febrero se encontraron en el portalón de acceso un pequeño cesto en el que se arremolinaban cuatro cachorros de perro.

El alquiler del terreno les supone 700 euros al mes, más los 1.400 de sueldo del empleado contratado que vive allí y está al frente de la residencia cuando los miembros de la protectora no están. El recinto está dividido en grandes dados, algunos de forma irregular, vallados y provistos de cheniles en los que los animales duermen y se guarecen. También hay amplias zonas en las que corren, juegan o, simplemente, se tumban al sol. El albergue cuenta además con dos vagones, como dos grandes contenedores techados, habilitados como clínica de urgencias y almacén de comida.

Además de dos espacios aislados: uno al que llaman cachorrera, en el que se alojan los animales más jóvenes y los enfermos, y un segundo al que van a parar los perros incapaces de relacionarse con otros por miedo o agresividad, que en muchas ocasiones se deriva de la ansiedad. Éste último es el más apartado, separado por diferentes accesos que siempre permanecen cerrados para evitar que escapen o se mezclen con el resto. Cuentan con una casa baja, en la que vive el guardés, una zona de ocio y una pequeña piscina en la que chapotean los perros en verano.

En total, han invertido cerca de 35.000 euros en este pequeño complejo con la ayuda de sus voluntarios, que colaboran además con su trabajo en labores de mantenimiento del albergue y el cuidado de los animales. No reciben ningún tipo de ayuda económica más que la de particulares, aunque sí cuentan con el trabajo altruista de educadores caninos y descuentosprotectora importantes en algunas clínicas veterinarias, que pueden hacer hasta un 50% de entre los 120 euros y 300 que cuesta esterilizar a un animal dependiendo de que sea gato o perro y de su tamaño.

Tienen establecidos turnos y cada día acuden personas diferentes. Alma va todos los jueves y viernes, con su compañera Pura, entre las dos limpian los patios y acondicionan los cheniles, reponen pienso, comprueban que tanto perros como gatos estén bien y atienden a las visitas que llegan, además de jugar con los animales. Dos jornadas laborales completas que parecen no pesarles. Dos días que regalan todas las semanas a un numeroso grupo de animales repudiados por sus dueños.

De la misma forma que tampoco le pesa al adiestrador canino José Antonio Cerro, voluntario de SOS Golden y ACUNR. Especializado en el estrés, miedo y agresividad de perros, Cerro da el perfil del técnico imprescindible en organizaciones de este tipo porque los animales les llegan estresados, muchos de ellos con auténtico terror hacia las personas y en el peor de los casos su ansiedad puede derivar en agresividad. Cerro hace uso del refuerzo en positivo para modificar la conducta del animal convirtiéndose en “su guía, yo le doy las pautas pero es él quien tendrá que seguirlas” asegura, para añadir a continuación que “si tiene miedo no podrá aprender y lo que persigo que es que aprenda disfrutando. respetando al perro al cien por cien, sin violencia”.

La mala educación que reciba un animal se traduce, más tarde o más temprano, en un mal comportamiento del que su dueño terminará cansándose lo que crea un círculo vicioso que suele terminar muy mal para el perro o el gato que lleva todas las de perder. “Nadie está obligado a tener un animal de compañía -dice el adiestrador- y si ya no ladiestradoro quieres, lo mejor que puedes hacer es entregarlo a una protectora aunque no sé si sería posible hacerle ver que lo está tratando mal, por eso yo no hablaría de maltratadores de animales, sino de maltratadores porque las personas que no quieren a su perro probablemente tampoco querrán a su mujer o a sus hijos”.

En este punto surge de nuevo la figura del galgo. Del trato que reciben y el final que demasiados de ellos tienen, para José Antonio Cerro simboliza “el uso del animal como objeto al no que no se considera un ser vivo”. A este respecto,  a mediados de marzo se celebró en el Congreso de los Diputados un foro para erradicar la caza con galgos en España promovido por la  Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA) en el que participaron Galgos sin fronteras y   SOS Galgos, entre otras organizaciones.

Los diputados recibieron peticiones que no son nuevas: un seguro obligatorio de responsabilidad civil para cada galgo, con chip igualmente obligatorio. Además de otras propuestas como aumentar la vigilancia y el control en esta modalidad de caza y la creación de una Agencia Estatal del Animal de Compañía e imponer sanciones penales que deriven en una pena de cárcel para los maltratadores y una indemnización en concepto de responsabilidad civil.

El maltrato hacia los animales no es una situación nueva. Cada año se cursan denuncias y se constatan miles y miles de casos de abandonos, y detrás de cada uno hay una historia triste que protectoras, sanitarios, técnicos y adoptantes conocen con impotencia ante la lentitud de la sociedad en responder, imbuida en sus propios problemas sin querer darse cuenta de que éste nos afecta a todos porque es un problema de toda la sociedad.

Los mejores aliadosinfografia_observatorio_digital fundación affinity

Los animales de compañía hacen la vida más fácil. Es una de las conclusiones que se desprende de un estudio realizado por la Fundación Affinty que indica que en casi la mitad de los hogares españoles hay una mascota y de ellos, en el 54% de los casos vive un perro y en el 36% un gato. Y los niños son sus mejores aliados: 8 de cada 10, de entre 9 y 12 años, prefieren jugar con sus mascotas antes que con un videojuego y en el caso de terrores nocturnos, llaman a sus padres las mismas veces que buscan consuelo en su perro o gato.

Entre los adultos los porcentajes en las muestras de cariño hacia los animales domésticos son igualmente muy altos: el 76% besa a su mascota a diario y el 85% la abraza. A lo que se suma que 9 de cada 10 piensa que si todos le abandonaran su perro seguiría a su lado.

De igual manera, constituyen en una inmejorable medicina alternativa. El mismo estudio revela que los dueños de perros y gatos acuden a consulta médica un 15% menos que los que no conviven con una mascota.

Por otro lado, está demostrado científicamente los buenos resultados de terapias con animales. Algunos perros de la protectora de animales ACUNR trabajan con grupos de discapacitados que invierten el rol y pasan de ser protegidos a protectores con los animales a los que pasean y atienden en visitas programadas.

Por su parte, la Fundación Affinity trabaja desde 1993 en prisiones, hospitales psiquiátricos y centros de menores reforzando la autoestima de los internos, además de buscar su reinserción en la sociedad. La misma fundación puso en marcha dos años antes el Congreso Internacional “Animales de compañía, fuente de salud” que alterna sus sedes entre Madrid y Barcelona. Este encuentro se dirige a médicos, psiquiatras, logopedas, asistentes sociales, veterinarios… y tiene como objetivo ser un punto de encuentro para los profesionales interesados en la interacción con las mascotas como fuente de salud para las personas.

Animales como perros, caballos o delfines son un pilar fundamental en terapias para pacientes con autismo, los canes hacen sentirse útiles a ancianos y discapacitados intelectuales y mejoran el estado de ánimo de pacientes con alzheimer, además de estimular su memoria y ayudarles en sus tareas diarias. En general, una terapia con animales reduce los niveles de ansiedad y la sensación de soledad, ayuda en la concentración, potencia la autoestima y mejora las habilidades motoras. Además de convertirse en los ojos de una persona ciega, dentro del programa de la Fundación Once del Perro Guía que empezó a funcionar hace 24 años y cuenta con 1.000 perros guía distribuidos por todo el territorio nacional.

 

 Animales de ley

derecho animal

 A finales del pasado mes de febrero el Juzgado de Instrucción nº 5 de Alcalá de Henares (Madrid) interrogó a una vecina de una localidad cercana, denunciada por la Asociación Contra el Maltrato Animal, por el estado en el que encontraron a su mastín, al que adoptó en 2007. El animal presentaba desnutrición extrema, atrofia muscular, fatiga y hemorragia nasal entre otras dolencias. La veterinaria que lo examinó recomendó su eutanasia humanitaria. En enero un vecino de Fuerteventura denunció a un hombre ante la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza. Se le acusó de maltrato y abandono de 6 podencos. A dos de ellos los encontraron muertos y al resto en un evidente estado de delgadez.

A principios de este año, un espectador de un partido de fútbol en Olula del Río (Almería) lanzó un perro al árbitro del encuentro. El acusado ha sido condenado recientemente a una pena de de multa de 200 euros como autor de una falta de maltrato animal. Además deberá abonar, en concepto de responsabilidad civil, los gastos veterinarios de la asistencia que requirió el animal. También en el mes de febrero, la Asociación Animalista Libera denunció ante la autoridad competente un posible caso de maltrato a un caballo de Ferrol. El équido se encontraba sujeto con una cuerda a una estaca y con dos patas atadas entre sí. *

tolerancia

En España no hay una única norma que regule el maltrato hacia los animales, sino que cada comunidad autónoma tiene la suya propia, amén de normativas locales y provinciales. Dentro de este panorama tan disperso tampoco hay un criterio común a la hora de definir el maltrato hacia el animal y, por tanto, qué casos están prohibidos. Así, la andaluza, de 2003, prohíbe maltratar o agredir físicamente a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les irrogue sufrimientos o daños injustificados. La extremeña, de un año antes, muy similar en su planteamiento especifica la prohibición de maltratar, torturar o infligir daños a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les pueda producir sufrimientos o daños injustificados o la muerte, aspecto este último que no recoge la anterior. Del mismo año es la del Principado de Asturias que refiere una genérica prohibición de malos tratos. La vasca, una de las más antiguas (1993), habla no solo de prohibición de malos tratos sino que también aborda la vejación del animal o los daños psíquicos o físicos provocados por drogas o alcohol, entre otros aspectos. La castellano-manchega, de 1990, inspira con las mismas palabras la normativa extremeña. Y la madrileña, del mismo año, se queda en el daño injustificado o sufrimiento. La catalana, de 2008, algo más avanzada al igual que la vasca, describe a los animales en su articulado como seres vivos dotados de sensibilidad física y psíquica a los que está prohibido provocar sufrimiento o maltrato, ansiedad o miedo.

Esta torre de Babel jurídica parece que tiene sus días contados, porque al igual que las prohibiciones no recogen todas lo mismo tampoco las sanciones son gemelas. Algunas incluso, en el caso de las normativas más antiguas, siguen estando especificadas en pesetas, una moneda que no es de curso legal desde hace más de una década. Ante esta situación la Unión Europea (UE) tomó cartas en el asunto hace algunos años y tiene previsto unificar criterios en 2015 para acabar con la disparidad de leyes y la incongruencia que supone en nuestro país que un perro catalán esté protegido contra cualquier acto que le provoque miedo y no lo esté un asturiano. Para ello hay una comisión permanente en la que se está trabajando en varios frentes fundamentales, entre otros: la comercialización y dentro de ella la importación de animales y las condiciones en las que viajan y el maltrato, abandono y la situación de los animales que viven en la calle.

La catedrática de Derecho, Teresa Giménez-Candela, una de las máximas expertas nacionales en lo que a legislación sobre animales se refiere, trabaja en esta comisión desde hace dos años. De igual forma, este verano presidirá la Segunda Conferencia Global de Derecho Animal que se celebrará en Barcelona entre los días 10 y 11 de julio. La anterior tuvo lugar en Estados Unidos hace una década.

teresa gimenez candelaRecientemente, también ha participado, como única representante española, en las tres mesas redondas organizadas en Francia sobre la modificación del Código Civil y la Constitución en material animal. Los temas que se abordaron se centraron en tres líneas de actuación básicas: el impacto de los animales en la sociedad, los animales y el sistema jurídico y un tercer punto que englobaba la educación y el pensamiento respecto al mundo animal con el que convivimos a diario.

Para Teresa Giménez-Candela “el bienestar de los animales mejora la vida ciudadana en general, la gente se comporta de manera más tolerante”. El buen trato a un animal no es más que el reflejo de una sociedad generosa y comprensiva con la desgracia ajena, además de solidaria. En el polo opuesto, la catedrática relató a dm un caso conocido durante sus sesiones de trabajo en la comisión permanente de la UE: El pasado verano, en Rumanía, un perro vagabundo -hay muchos como consecuencia de la herencia del régimen comunista contra la propiedad privada- atacó a un niño pequeño causándole la muerte. De manera unilateral, el gobierno rumano decidió promulgar una orden por la que los perros que estuvieran sueltos deberían ser confinados y sacrificados en quince días. Acto seguido, el gobierno de aquel país recibió una queja proveniente del comisario de Salud europeo, Tonio Borg, recordándole que Rumanía es miembro de la UE y tenía que atenerse a unas reglas básicas de esterilización e identificación de sus animales, como mínimo.

Otro de los aspectos en los que la catedrática ha trabajado a nivel europeo en los dos últimos años ha sido la importación de animales procedentes de países del este que “supone un flujo de animales sin ningún tipo de control, o lo que es lo mismo: una fuente de maltrato casi asegurada, los crían de forma masiva y los transportan sin condiciones cuando en la UE tenemos criterios muy restrictivos”.

El transporte y el viaje con animales de compañía es otro de los aspectos que han ocupado su atención en los últimos años, de ahí que su relación con la Oficina de Protección de los Animales del Ayuntamiento de la ciudad torre de babelcondal haya sido constante, un departamento que se puede considerar pionero en España. El trabajo en colaboración está dando ya frutos porque una de las iniciativas presentadas por su Grupo de Investigación ADS (Animales, Derecho y Sociedad) se llevará a la práctica este año. En 2011 el colectivo presentó al consistorio municipal una propuesta, derivada de un proyecto de investigación, para que los perros pudieran acceder a los transportes urbanos. Recientemente Jordi Martí i Galbis, concejal de Presidencia y Territorio y actual presidente del Consejo Municipal de Convivencia, Defensa y Protección de los Animales, ha anunciado que los perros podrán acceder al metro de Barcelona a partir del mes de septiembre. Un logro que ha causado interés en otros países, según asegura la propia Giménez-Candela al afirmar que “en una visita reciente a México se interesaron por aceptar a los animales en los transportes urbanos y esto era lo que más les llamaba la atención porque pensaban que incidía directamente en las relaciones entre personas. Es una forma de ir cubriendo aspectos estratégicos en la mejora de la vida de los animales”.

Teresa Giménez-Candela es también la creadora de un máster innovador en Europa, el Máster en Derecho Animal y Sociedad, que se imparte en la Universidad Autónoma de Barcelona. El año pasado atrajo la atención del prestigioso rotativo Le Monde, hecho del que no puede disimular su orgullo porque aunque “hay mucha generosidad en la que gente que ayuda, es un sector en el que hay mucha emoción pero falta formación. Estos centros -aludiendo a las sociedades protectoras- no deberían depender de la limosna, tendrían que tener un fondo básico y luego responder por esos presupuestos” y añade que en Inglaterra, país que fundó la primera sociedad protectora de animales y plantas que presidió la reina Victoria, “dan cursos de formación y se brinda la oportunidad de viajar a congresos y seminarios”.

Después de muchos años de trabajo en el campo del Derecho Animal, la catedrática está esperanzada pero mantiene la cautela cuando asegura que “en la agenda política de España el bienestar animal tiene un lugar preeminente, en lo tocante a aquellas materias legisladas por la UE (animales de producción, investigación y espectáculos). No puede ser de otro modo, siendo España miembro de la UE. Y si bien nuestro país ha hecho un esfuerzo considerable desde las comunidades autónomas en los últimos años, la política de protección animal y, en concreto de los animales de compañía puede (y debe) mejorarse mucho”.

De momento, cada día hay más sentencias que penan un trato inadecuado a los animales y la concienciación parece ir en aumento, así como las políticas de adopción y tenencia responsable calan cada vez más en una población que ha descubierto que su mejor amigo también tiene derecho a tener una vida digna.

*Noticias extraídas de la página web Derecho animal, fundada y dirigida por la catedrática Teresa Giménez-Candela.

Merche Rodríguez

Directora

 

Estudié periodismo porque quería saber qué ocurría a mi alrededor. Y además, quería contar historias. Las que salen de la cabeza de un novelista, me encanta leer y escribir sobre lo que he leído, pero también las humanas, las que vemos todos los días de personas con las que nos cruzamos, conocidas y anónimas. Creo que los medios digitales no son el futuro, son el presente y han llegado para quedarse. He tenido grandes maestros y vivo en un estado de formación continua porque lo que me apasiona realmente es aprender. Si quieres saber algo más de mí, puedes averiguarlo aquí.

 

rostros conocidos1

Por Sonia Castelani

Los objetivos les buscan, les señalan, son tendencia, su indumentaria se pone de moda, quien les acompañan también y sus mascotas, sin saber que sus dueños frecuentan la fama, se vuelven populares. En nuestro país muchos rostros conocidos han mostrado la debilidad que sienten por sus amigos con pelos, picos y patas.Paseando por la calle, en el campo o de viaje muchos no pueden vivir sin ellos.

 Un ejemplo de este amor incondicional es Jorge Javier Vázquez, una de las estrellas televisivas del momento. El conocido presentador de Telecinco ya ha demostrado en numerosas ocasiones su pasión por los perros. Está tan comprometido con el bienestar de estos animales que desde las cámaras de su programa ha denunciado en numerosas ocasiones el maltrato a los animales, en concreto a los galgos. Cartago es el suyo. Lo adoptó después de que lo encontraran en una rotonda de Murcia con una herida en el cuello.jorge javier

Al principio no le dejaba ni subirse al sofá, pero ya hay tanta confianza que Jorge Javier teme encontrarlo un día tocando el piano. De él dice que es extremadamente listo y que tiene gestos humanos.

Pero a Jorge Javier no le ha bastado con un galgo en su vida. Lima, es el otro miembro de esta familia bien avenida. Es una hembra que venía de una perrera. Desconfiada y huidiza no sabía lo que era una caricia. Tanto ha cambiado que ahora es la sombra de este presentador. De ellos dice que son muy graciosos, que mantiene conversaciones con sus perros y los compara con los hijos de sus amigos. Dice incluso que son mejores que los niños.

Para Jorge Javier, la relación con los perros es más que familiar. Viene de toda la vida. Aunque evita hablar de él, Pronto, un cocker spaniel que vivió 15 años con su madre ha sido la debilidad de la familia. No quieren recordarle porque se ponen todos a llorar. Y en el recuerdo a estos miembros de la familia también hay sitio para Nina, una schnauzer que cogió un virus del que estuvo a punto de morir. Sana y salva vive con su madre.Pero en esto de los famosos con perro hemos encontrado otros ejemplos. Rostros conocidos a los que se les cae la baba con sus peludos. Es el caso, por ejemplo de otra presentadora de Telecinco. Tania Llasera, pasea a menudo con Milagros. Es su perrita, un carlino beige a la que adora. Doce es el nombre del Golden Retriever de Iker Casillas y Sara Carbonero. Con la llegada del pequeño Martin, la familia ha crecido y ahora Doce tendrá que acostumbrase a compartir los mimos con el bebé de la pareja.

Merlin y Tao, dos Yorkshire son las mascotas del los televisivos Iker Jiménez y Carmen Porter. Tras la muerte de su querido perro Ufo, de toda la vida, estos dos pequeños peludos les han devuelto la alegría de vivir. Una alegría que comparten con la llegada de su pequeña, Alma.

Y la heroína de Águila Roja, Margarita, es decir, Inma Cuesta, es la propietaria de un bichón maltés que atiende al nombre de Rumba. Lo que más le gusta es saltar. La escritora Lucía Etxebarría tiene una protagonista en su vida, Leia. La adoptó de una protectora y desde entonces comparte alegrías y tristezas con esta caniche. El actor Fernando Tejero vive con Woody, un westy al que le encanta revolcarse por el césped. Este perro se lo regaló el cantante Dani Martín y Tejero dice que es una prolongación de sí mismo. De él dice que no es su dueño, es su amigo.

Amigos sin los que la vida sería un poquito peor. Ofrecen y dan. Para los que aman a los perros, famosos y menos famosos, no hay mejor manera de compartir la existencia.

Sonia Castelani

Redacción

Me declaro una astuta estratega de vivir de los demás. De lo que los demás hacen, de lo que los demás opinan, de lo que los demás dicen, promulgan, derogan, interpretan, modifican o desmienten. Todo eso que hacen los demás es lo que yo les cuento a otros. Así, entre los demás y los otros es como me gano la vida. Soy periodista. Y estoy, como el mundo, en continua mudanza. Estudié Periodismo y Publicidad en la Universidad Pontificia de Salamanca, mi tierra. Tras cursar un Máster en la Universidad Complutense de Madrid, las ondas de Radio Nacional de España me entretuvieron varios años. Después llegó el sector editorial y ahora la actualidad en la red. “Encender la chispa” es mi lema y para ello no he encontrado mejor manera que hacerlo a través de las palabras.

 

nuria querol

El maltrato hacia los animales, en general, y hacia las mascotas, en particular, no es más que una expresión de la violencia; en este caso la ira se dirige hacia un ser vivo absolutamente vulnerable porque no cuenta con recursos propios para escapar de esa situación. Mahatma Gandhi dijo: “Un país, una civilización se puede juzgar pornuria querol con la forma en que trata a sus animales”. ¿Se desprende de una reflexión como la del pacifista hindú que una sociedad es violenta cuando practica y permite estos hechos? La respuesta a esa pregunta no es un sí rotundo aunque sí hay estudios que han corroborado que una persona que maltrata a los animales, en un porcentaje preocupante de los casos, ha maltratado a personas. Como el que sigue una macabra cuenta atrás.

En los años 80, el científico estadounidense Frank Ascione comenzó a investigar este hecho en la Universidad de Denver. Fueron los primeros estudios sistemáticos que también se desarrollaron en Reino Unido. Años después, ya entrado el siglo XXI, la doctora Núria Querol puso en marcha en nuestro país el Grupo para el Estudio de la Violencia hacia Humanos y Animales (GEVHA) siguiendo los pasos de su mentor, Ascione. Querol, médico en el Hospital de Terrasa, quería averiguar si el maltrato físico a una persona se repite también en las mascotas, si la violencia hacia el animal de compañía era un síntoma de que algo grave estaba ocurriendo entre las cuatro paredes de un hogar.

Desde su responsabilidad como facultativa, detectó en muchos casos que así era después de preguntar a las mujeres víctimas de violencia de género si su agresor había maltratado también a su animal de compañía. Estas conversaciones forman parte de las conclusiones de tres estudios que su grupo ha llevado a cabo en los últimos años: dos en el ámbito médico-forense y un tercero, en el ambito sanitario.  Uno de ellos, en el que participaron la propia Querol, Ascione, agentes de los Mossos d’Esquadra y un exagente del FBI entre otros, fue presentado en el 68 Congreso de la Asociación Americana de Criminología.neus lefor solita

Un hogar seguro

El FPL surge a iniciativa de GEVHA y es un programa que acoge temporal o definitivamente a los animales domésticos víctimas de la violencia en el hogar. Uno de los motivos por lo que se ha creado es la falta de protección de las mascotas que termina afectando a las mujeres que sufren violencia de género ya que los animales se convierten en herramienta de coacción por parte de la persona maltratadora, que los amenaza, y pone a la víctima contra las cuerdas.Por miedo al daño a su animal, muchas mujeres no abandonan su propio hogar e incluso, según ha detectado el colectivo que integra GEVHA, se han negado a ir a casas de acogida al no permitírseles llegar con sus mascotas, en muchos casos el único apoyo emocional que les queda, en el caso de no tener hijos.El programa, pionero en España, cuenta con la colaboración de diferentes entidades de protección animal repartidas por el territorio español que se encargan de la acogida, mantenimiento y cuidado de los animales, garantizando al máximo la confidencialidad y privacidad de las víctimas y personas implicadas en cada caso, así como la seguridad ante posibles tentativas de recuperar el animal por parte de la persona agresora. Para no romper el vínculo tan importante entre la víctima y el animal, se valora la posibilidad de realizar puntos de encuentro estratégicos que no pongan en situación de riesgo a ninguna de las partes.Más información para Cuerpos Policiales, entidades y profesionales que quieran adherirse: FREEDOM PAWS

UPROMA:

Los datos no dejan lugar a dudas. En una muestra forense de 52 casos con antecedentes de maltrato hacia animales un 85% fue diagnosticado de trastorno antisocial de la personalidad, un 89% había sido arrestado por un delito violento actual (homicidio, asesinato, agresión sexual, homicidio en grado de tentativa, vandalismo, robo con fuerza, secuestro…) y un 77% tenía historial de delitos violentos. Respecto al estudio que siguen elaborando en el ámbito sanitario han encontrado que de 39 casos registrados de violencia familiar, se ha detectado maltrato contra animales en un 94% de las ocasiones.

-En este tiempo, ¿qué casos más graves han registrado?

-Cada caso es una tragedia y, la verdad, es que todos me dejan una huella. Recuerdo una mujer que a las 3 de la madrugada se negaba a irse a una casa de acogida porque no se le permitía ir con sus tres perros. Felizmente, una amiga los acogió y la mujer pudo seguir su camino hacia una nueva vida. Me han impactado los casos que he visto de violencia filio-parental donde en todos había maltrato a animales por parte de los menores para dañar a los progenitores. Recuerdo el caso de un menor de 8 años, hijo de una mujer maltratada, que presentaba maltrato a animales, ejercía bullying, se automutilaba, estaba fascinado con el fuego, agredía a su madre y presentaba graves alteraciones del control de impulsos…resulta muy triste constatar este tipo de casos en menores.

-Una de las propuestas de este proyecto era añadir un informe psicológico a la condena de alguien que maltrate a un animal, ¿qué supondría?

Por Ley aún no existe esta medida aquí, pero sí que se realiza en algunos estados de Estados Unidos. Debe existir una certeza de la pena, es decir, que no haya impunidad ante la comisión de un delito y una condena que sea lo más justa posible cubriendo aspectos como el daño moral infligido a las personas que tienen un animal, evaluar el riesgo de reincidencia como en el caso de las personas con síndrome de Noé, la peligrosidad criminal (el maltrato a los animales está vinculado a la comisión de delitos más violentos) y, si es posible, que se proponga un tratamiento como parte de la sentencia.perritos abandonados

-Su intención se centra también en conseguir que sean científicos los estudios en animales con estrés, deprimidos o trastornos que los veterinarios sospechen que pueden estar sometidos a maltrato, ¿se ha puesto en marcha esta medida?

-Contamos con la inestimable colaboración de los etólogos de la Cátedra Fundación Affinity “Animales y Salud”, del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Universidad Autónoma de Barcelona, quienes generosamente se ofrecen a tratar a los animales que presenten fobias, ansiedad o conductas agresivas, que son las que más frecuentemente detectamos. En los últimos casos, el problema de comportamiento del animal se solucionó con la marcha del maltratador del hogar.

-El maltrato hacia un animal puede ser el reflejo de la violencia de la persona con la que convive, y a la postre, un reflejo social si se mira para otro lado. En este sentido, ¿qué países lo han constatado de forma científica?

-Existen estudios científicos en numerosos países que vinculan la violencia hacia los animales con la violencia interpersonal: desde los más conocidos estudios de EEUU, a Inglaterra, Suecia, Japón, Australia, Argentina, México, Brasil o España.

-¿Cuáles son las principales trabas para demostrarlo socialmente en España?

-Existen diversos obstáculos que dificultan la realización de este tipo de estudios, por supuesto obviando la dificultad en obtener algún tipo de financiación en tanto que investigación científica: el acceso a las muestras, la falta de homogeneidad de criterios (qué se considera maltrato y qué no lo es), el infradiagnóstico porque detectamos apenas la punta del iceberg de casos de maltrato, tanto de personas como de animales, la falta de comunicación entre los distintos agentes que se ocupan de los casos de violencia, el desconocimiento de la legislación (sobre todo en lo que se refiere a las infracciones por maltrato a animales), la visión túnel de algunos ámbitos donde sólo se realiza un único abordaje…

-Según se desprende de informaciones de la web de GEVHA hay un porcentaje alto de mujeres maltratadas que refieren daño al animal de compañía, y que en el 30% de los casos sus propios hijos también lo han maltratado. ¿El hijo de un maltratador también lo será con sus mascotas cuando sea adulto? ¿Se da más en niños o en niñas?

-En general, los niños maltratan con mayor frecuencia que las niñas. Los motivos por los que un menor puede maltratar animales son muy diversos: desde un inicio de trastorno disocial, a que sea víctima de agresiones sexuales o bullying. Existe también algún caso descrito de lo que se denomina “muerte por compasión”, nuria querol fbien que el menor mataría al animal para liberarlo del sufrimiento constante a que lo somete la figura maltratadora. Es cierto que, en general, podemos decir que un ambiente violento favorece las conductas violentas, pero debemos ser muy precavidos a la hora de examinar qué está sucediendo en un hogar.

-Ha comentado también que tendría que haber patrullas policiales especializadas y que el maltrato hacia el animal debería estar especificado como delito…

-A pesar de que los expertos en violencia familiar llevan más de 30 años detectando el maltrato hacia los animales como parte del fenómeno de la violencia, no todos los profesionales involucrados en la atención de las víctimas están formados sobre este particular ni todos los protocolos asistenciales lo contemplan. En España existen ya dos cuerpos policiales que han incorporado en sus protocolos de actuación la presencia de animales y si éstos son maltratados en los casos de violencia familiar: la Policía de Castellón gracias a su unidad UPROMA (Unidad de Protección Medioambiental y Bienestar) ha sido pionera. La Policía Local de Polinyà también incorpora la evaluación del maltrato a los animales cuando deben atender un caso de violencia familiar. Ambos cuerpos policiales se han adherido al Programa Freedom Paws Link (FPL) para la acogida temporal de animales de víctimas de violencia.

Merche Rodríguez

Directora

 

Estudié periodismo porque quería saber qué ocurría a mi alrededor. Y además, quería contar historias. Las que salen de la cabeza de un novelista, me encanta leer y escribir sobre lo que he leído, pero también las humanas, las que vemos todos los días de personas con las que nos cruzamos, conocidas y anónimas. Creo que los medios digitales no son el futuro, son el presente y han llegado para quedarse. He tenido grandes maestros y vivo en un estado de formación continua porque lo que me apasiona realmente es aprender. Si quieres saber algo más de mí, puedes averiguarlo aquí.

 

los animales en la litreratura
Por Susi Corrales .Suko 

Son muchas y variadas las historias propuestas por los escritores, tanto actuales como de todos los tiempos,  que tienen como finalidad dar a conocer el mundo de los animales y sus bondades, o proponer enseñanzas tomándolos como ejemplo. En la actualidad, la literatura relacionada con los animales se ha multiplicado exponencialmente.

portadas animales 1

Se ha desplegado un enorme y estudiado abanico de temas que va más allá de las fábulas o los cuentos que, por supuesto, no podían faltar.

Las editoriales publican gran cantidad de obras científicas que muestran el lado más desconocido del mundo animal: literatura para todas las edades donde los protagonistas de las historias son animales, ya sean salvajes o domésticos; libros educativos que  buscan la sensibilización y la curiosidad de los más pequeños, para fomentar su crecimiento y su desarrollo personal  dentro de un entorno psicosocial lo más saludable posible, aprendiendo, entre otros valores, a respetar, a empatizar, a superarse, y a compartir tomando como modelo el reino animal; manuales sobre mascotas que ayudan a sus dueños a comprender el lenguaje que utilizan y su comportamiento, ofreciéndoles una convivencia más placentera y provechosa o literatura que recurre al mundo animal para extrapolar los conflictos, problemas, dificultades, y estereotipos propios de los humanos, para poder afrontarlos de una manera diferente, más humorística, crítica e irónica.

A continuación les proponemos una serie de títulos que se corresponden con las categorías anteriormente descritas; es una información muy somera que tan sólo pretende mostrarles la gran variedad de literatura que se publica en relación al mundo animal.

Porque al final todos los temas, las dudas y los interrogantes que nos podemos plantear están recogidos en algún libro.

Ecología y espiritualidad.

 

Títulos para realizar un alto en el camino y pensar en el mundo animal desde otra perspectiva que enriquezca.

 

-“Homenaje a los animales” de Alain Contaret (Mandala Ediciones)

Es un libro que plantea cuestiones y reflexiones desde un punto de vista filosófico-vitalista en las que se interrelaciona el mundo animal y el mundo humano. El pueblo animal hoy necesita más que nunca el reconocimiento, el respeto y la integración en nuestra ética, que cada vez se relaja más.

-“El alma de los animales” de Gary Kowalski (Arkano Books)

Este libro abre corazón y mente para entender, respetar y amar a los singulares compañeros que vuelan, caminan y pueblan la Tierra; además de a respetar la vida en su más amplia acepción del término.

-“El reino de los animales” de Jesús Mosterín (Alianza Editorial)

El reino de los animales es una obra apasionante que nos sumerge en las grandes cuestiones de la filosofía y de la biología. ¿Qué es la vida? ¿Qué somos los animales? ¿Qué es nuestra ánima o alma? ¿De dónde venimos? ¿Cómo usamos la energía y la información para vivir y sobrevivir?

-“Justicia salvaje: la vida moral de los animales” de Marc Bekoff (Turner)

En relación al comportamiento animal, Marc Bekoff, profesor titular de Biología de la Univerdad de Colorado, manifiesta un pensamiento contrario al tradicional de muchos científicos. Este libro no sólo ofrece ciencia de vanguardia sino que es una llamada a repensar nuestra relación con nuestros compañeros animales.

 

Entrenamiento y adiestramiento para perros.

 

Cuanto más conozca a su mascota más placentera será su relación.

 

-“Psicología del aprendizaje y adiestramiento del perro” de Antonio Paramio Miranda (Díaz de Santos)

El autor, alejándose de los métodos tradicionales didácticos, propone nuevas ideas para entender mejor a los perros, comunicarnos correctamente con ellos y, así, poder educarlos y adiestrarlos de la forma más eficaz, sencilla, positiva y eficiente

 

portadas animales 2

-“El método Tellington Ttouch: Cómo influir sobre el comportamiento, salud y rendimiento de tu perro” de Linda Tellington-Jones (KNS Ediciones)

Una obra que abre un nuevo mundo de comunicación con los perros, aplicando el sentido común y la lógica. El objetivo se centra en el disfrute de la observación de los perros para estar mejor conectado con ellos.

“Guía breve para tener un perro feliz” de César Millán (Aguilar)

En estas páginas, el adiestrador más mediatico trata a fondo temas cruciales que superan en mucho las lecciones elementales de los centros de adiestramiento y que permiten descubrir el corazón y la mente de los animales de compañía.

 

Literatura para adultos.

 

Es interesante descubrir que la literatura protagonizada por animales proporciona importantes vías de escape a la rutina más cotidiana. Así, en la literatura, algunas mascotas despiertan más sentimientos y emociones que otras, y este es el caso particular de los gatos, por su capacidad de adaptación y el gran carisma que tienen.

-“Gatos sin fronteras” de Antonio Burgos (La Esfera de los Libros)

Es una historia humorística, sentimental y apasionada de un gato muy particular: Remo, un gato romano, altanero, caprichoso, sibarita y egoísta, fiel representante de la más ilustre estirpe del Felis Viator, el gato callejero. Un gato abandonado y recogido con sólo unas semanas, que no olvida tan fácilmente que en el Antiguo Egipto sus congéneres fueron dioses.

-“Soseki. Inmortal y tigre” de Fernando Sánchez Dragó (Planeta)

Esta es una historia de aventuras, amor y heroísmo cuyo protagonista es Soseki. Un libro a la vez real y mágico en el que el lector encontrará a un Fernando Sánchez Dragó que escribe con ternura y un toque de fantasía sobre su querido Soseki.

-“ Un gato callejero llamado Bob” de James Bowen (La Esfera de los Libros)

Un músico callejero, James Bowen, se cruza en el camino de un gato pelirrojo herido al que encuentra acurrucado en el descansillo de su piso. A partir de entonces, la historia de ambos va unida. Bob, que es el nombre del felino, y James se ayudan mutuamente. Tanto, que su relación de amistad se ha transformado en un éxito editorial.

-“De guardia con Óscar” de David Dosa (Maeva)

También basado en la realidad, cuenta la historia del doctor David Dosa y la fascinación que terminó sintiendo por Óscar, un gato muy especial que vivía en una residencia geriátrica que dirige, y que era capaz de sentir cuándo un paciente estaba a punto de fallecer y le velaba hasta su fallecimiento.

Igualmente, los perros también ocupan un lugar destacado dentro de la literatura protagonizada por animales:

-“Charlas con Troylo” de Antonio Gala (Espasa)

Una recopilación de una serie de artículos periodísticos, en los que a través de las conversaciones que el escritor mantuvo con su perro Troylo, repasa los problemas que afectan a la España de finales de los setenta y principios de la siguiente década. Un homenaje que surge de la gran amistad entre hombre y animal.

-“Mi perra Tulip” de J.R. Ackerley (Anagrama)

Mi perra Tulip es la agridulce historia retrospectiva de una amistad de dieciséis años. Con detalles vívidos y a veces asombrosos, Ackerley describe la imprevisible conducta de Tulip y sus muy caninos gustos, mientras explica sus torpes pero decididos esfuerzos para hacerla completamente feliz.

*La literatura de animales siempre está en constante renovación:

-“¡Muuu!” de David Safier (Seix Barral)

Si en “Maldito Karma” la protagonista era una mujer que se reencarna en hormiga, en esta novela, el autor recurre a una vaca para su personaje central: Lolle. Una heroína que lucha por hacer realidad sus sueños: la felicidad y el amor y para ello no duda en viajar a la India, lugar en el que las que son como ellas son sagradas y, por lo tanto, intocables. Aborda, con unas buenas risas, los problemas que nos quitan el sueño hoy en día: la familia, el desamor, las crisis de fe…

 

-“Las gallinas. Las mascotas del siglo XXI” de Paul Johannes  (Hispano Europea)

Las gallinas, mascotas amistosas, interesantes y cuya tenencia no es cara, pueden estar en la mayoría de los jardines con el único complemento de un alojamiento sencillo. Responden muy bien al contacto con las personas. Con unos cuidados nada exigentes, estas intrigantes mascotas le proporcionarán unos deliciosos huevos frescos y un gran entretenimiento.

Literatura juvenil.

 

La comprensión del entorno animal abre la mente al conocimiento y al crecimiento personal.

– “Gran atlas de los animales” VV.AA. (Parramón)

Más de 1.300.000 especies distintas de animales pueblan todos los rincones de nuestro planeta, y este libro recoge los conocimientos científicos más relevantes de los animales que nos rodean. Por la presentación de los temas y la riqueza de las ilustraciones constituye una herramienta de consulta de gran valor para los jóvenes estudiantes.

-“Rebelión en la granja” de George Orwell (Destino)

El carácter universal de su mensaje hace de este libro un extraordinario análisis de la corrupción que engendra el poder, una furibunda diatriba contra el totalitarismo de cualquier especie y un lúcido examen de las manipulaciones que sufre la verdad histórica en los momentos de transformación política. Su lectura y comentario resultará muy útil para tratar diferentes cuestiones de filosofía, tanto  política como social.

-“Colmillo Blanco” de Jack London (Anaya)

Esta novela es casi la historia de una degradación. Rousseau decía del hombre que nace naturalmente bueno y se pervierte al contacto con la sociedad. London lo aplica al mundo del animal. Colmillo Blanco, el perro-lobo salvaje que no conoce más leyes que las de la naturaleza, irá agudizando sus instintos de ferocidad o violencia a imagen y semejanza de los hombres.

-“El mundo de los animales” de Desmond Morris (Siruela)

En este fantástico libro, el prestigioso zoólogo Desmond Morris escribe sobre los animales salvajes, muchos de los cuales pertenecen a especies a punto de extinguirse. Tras un atento estudio de su ambiente natural, el autor nos descubrirá que el mundo de los animales esconde innumerables sorpresas y que siempre hay algo nuevo que aprender para apreciar y entender mejor su maravilloso mundo.

 

Literatura infantil.

 

En la infancia, más que en ninguna otra etapa de la vida, la sensibilidad que despierta el entorno y la necesidad de aprender es tan grande que la propia experimentación no es suficiente.

-“Mis cuentos africanos” de Nelson Mandela (Siruela)

El fallecido líder, Nelson Mandela, recoge en esta magistral antología los cuentos más bellos y antiguos de África. Es una colección que ofrece un ramillete de entrañables relatos, pequeñas muestras de la valerosa esencia de África, que en muchos casos son también universales por el retrato que hacen de la humanidad, de los animales y de los seres fantásticos.

portadas animales 3

-“Animales muy normales” de Rafael Ordóñez Cuadrado (Alfaguara)

Un libro de adivinanzas sobre animales de distintos hábitats: la granja, el bosque, el mar, el río y la selva. El ritmo de sus versos, el humor y las ilustraciones atraen la atención de los primeros lectores.

-“Seis historias de animales”  de Noah Gordon (Roca Editorial)

Es un libro en el que los pájaros, osos, luciérnagas, mofetas y zorros cobran especial protagonismo. Destinado a perdurar en el ánimo de sus lectores gracias a las ilustraciones de los siete artistas que colaboran.

 

-“Déjame que te cuente: cincuenta cuentos de animales para niños” de  Carlos Reviejo (SM)

Es una antología pensada para que los niños se inicien en el mágico mundo de los cuentos tradicionales. Todos los relatos que se incluyen tienen como protagonistas a los animales.

-“Salvemos a los animales” de Frances Barry (Juventud)

Este álbum presenta 10 animales de todo el mundo cuya vida está en peligro. Interactúa con cada animal girando las solapas, revuélcate en el lodo con el rinoceronte, bucea con el delfín y ¡únete al panda que trepa por los árboles!.

-“El hogar de los animales” de Gill Pittar (Everest)

Las historias que protagonizan dos amigas poseen una deliciosa simplicidad y profundidad, y en su mayoría se desarrollan en un ambiente rural con animales. Cada aventura tiene un mensaje y trabaja un valor, como la honestidad, responsabilidad, tenacidad, independencia, amabilidad, aceptación de la diferencia, por citar algunas.

– “Crea tu propia jungla” VV.AA. (Index Book)

Es un libro de manualidades para niños creativos con manos inquietas. En su interior el lector encontrará un manual completo con recortables para crear una jungla llena de divertidos animales, plantas y árboles.

Literatura para prelectores.portadas animales 4

 

El mundo animal, tan natural y cercano al niño, siempre despierta su curiosidad.

 

-“Anita dice cómo es” de Graciela Montes (Alfagura)

La protagonista de este álbum conoce los animales y aprende, junto con los lectores más pequeños, el concepto de los opuestos.

-“ Pollo Pepe” de Nick Denchfield (SM)

El pollo Pepe está creciendo mucho porque es muy tragón. Un entretenido librom, gracias a los pop-ups, para niños a partir de 1 año.

-“Miau” de Antonio Rubio (Kalandra)

Un álbum ilustrado que contiene un sencillo poema onomatopéyico para ser leído y recitado. Animales del entorno próximo al niño que se asoman a las páginas de este libro presentándose a sí mismos maullando, relinchando o cacareando.


Susi Corrales -Suko-

El escaparate

Mi ciudad, Alcalá de Henares, cuna de culturas, motivó mi interés por la Historia. Me licencié en esta disciplina tratando de encontrar respuestas y así poder aunar el pasado, el presente y el futuro de nuestra sociedad; lo único que conseguí fue tropezarme con más interrogantes, por lo que sigo estudiando y cuestionando todo lo que me rodea. Trabajo y colaboro con devoción en diferentes espacios culturales donde la palabra, la comunicación, y la libre expresión cobran verdadero protagonismo. Si quieres saber más de mí, puedes entrar en mi Facebook.

Escrito por Merche

Author: Merche

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment